Ir al contenido


Rosario - 2. página

Antonio Berni, rosarino

El arte es una respuesta a la vida. Ser artista es emprender una manera riesgosa de vivir, es adoptar una de las mayores formas de libertad, es no hacer concesiones. En cuanto a la pintura es una forma de amor, de transmitir los años en arte.
Antonio Berni, 1981

Antonio Berni fue un pintor argentino, nacido aquí en Rosario el 14 de mayo de 1905. Murió en Buenos Aires el 13 de octubre de 1981. Sus padres eran de origen italiano: su padre —Napoleón Berni— era sastre nacido en Italia, y su madre —Margarita Picco— era argentina hija de inmigrantes italianos radicados en Roldán, un pueblo a 30 km de Rosario.

Placa con bajorrelieve recordatorio en la casa en la que nació el artista, calle España 288.

Berni fue un artista representativo de la época que vivió; lo caracterizó el fuerte contenido social de su obra, con una galería de personajes entre los que se destacan Juanito Laguna y Ramona Montiel, representantes de los sectores más bajos y olvidados. Su obra estuvo influenciada por los acontecimientos históricos que vivió a lo largo de su vida.

Juanito Laguna va a la ciudad, 1963

“Juanito Laguna va a la ciudad” es un ejemplo de esta sensiblidad particular. Es una obra realizada por Berni en 1963, un collage sobre madera (330 X 200 cm.) perteneciente a la Serie “Juanito Laguna”, que el pintor realiza utilizando elementos para el collage extrayéndolos de villas miseria. Busca plasmar con ello la pobreza que vive un sector de la población.

Nada. Sólo que pasé por el lugar hoy, y quise recordar aquí a un rosarino notable.

Fuentes: Wikipediaemagister.com

Una fiesta de color en el año nuevo

En la tarde-noche rosarina y como cada año desde el 2008, el Parque del Monumento a la Bandera recibió una multitud para la fiesta con la que Rosario le da la bienvenida al nuevo año.

En el río la “Caravana de los Deseos”, un raíd náutico en el que participan todo tipo de embarcaciones desde veleros hasta cruceros, incluye el momento en que se arroja al río un cofre en el que la gente previamente deposita sus deseos y sueños para que lleguen a buen puerto, según cuenta la tradición.

En el aire, exibiciones de paracaidismo y de aviación. Y en tierra, junto al muelle y al Monumento, el entusiasmo popular acompañando los fuegos artificiales con aplausos y emoción. Además se premiaron tres naves, cada una en su categoría, por mejor decoración.

Aquí, tres momentos de la fiesta:

El cielo anticipando la fiesta

La multitud y el Monumento bellamente iluminado como fondo

Los fuegos iluminaron el cielo rosarino

Al gran pueblo rosarino, salud y los mejores deseos para este 2011 que estrenamos.

El Tríptico de la Infancia rosarino cumple 10 años

Transcribo la gacetilla del Tríptico de la Infancia, una iniciativa de la Municipalidad de Rosario que cumple diez años y lo celebra con una actividad muy original. Es una celebración que nos importa, por todo lo que hizo por nuestros chicos en estos años:

¿Qué es una bandera?

Un objeto realizado en tela, con un asta o madera que la sostiene, que los seres humanos suelen izar con cuerdas, levantar en ocasiones, llevar con las manos al frente de una marcha o sostenida entre todos como un ritual. Lo maravilloso es que esa bandera se convierte en símbolo, carta de identidad, reclamo y esperanza. Hay banderas de las nacionalidades que se encuentran con el viento para flamear y decir siempre quiénes somos y cómo pensamos de la vida. Hay banderas que son mensajes al mundo, escritas con lo mejor del futuro. Muchas banderas tienen razón y nos representan, nos hacen sentir que no estamos solos que somos muchos, que hay un encuentro y en ese encuentro dibujamos el camino.

El Tríptico de la Infancia cumple 10 años

Primero fue La Granja de la Infancia, después El Jardín de los Niños y al final La Isla de los Inventos. El Tríptico de la Infancia nació en mayo -el mes que nos hizo libres- y al modo de 1810 -que es la infancia de este amado país-, humildemente nació para dar libertad, juego, afecto, vínculos entre nosotros, sentido de pertenencia, inclusión y aprendizajes múltiples que podrían nombrarse con la simple palabra esperanza.

¿Cómo lo celebramos?

En escuelas, casas de familias, bibliotecas populares, clubes, colectividades y en los espacios del Tríptico se construirán banderas con lo que los chicos nos han dicho durante estos diez años en el juego compartido cada día, en El Congresito de la Lengua, El Congresito de la Educación y los Consejos de Niños de Rosario.

Las Banderas de la Infancia – La confección

Sobre tela verde, amarilla y naranja, y con retazos, botones, puntillas, galones, cintas y lanas, los chicos con los adultos confeccionarán banderas pegando o cosiendo letras, bordando sus mensajes. Estas banderas recuperan lo mejor de la tradición textil de nuestros padres y abuelos. Por escuchar de noche sus máquinas de coser aprendimos a surcir el corazón, por llevar sus pullovers realizados a mano supimos lo que es el amor y el abrigo, por los bordados en los soleritos de piqué supimos de la femeneidad, por las mantas tejidas de a pedacitos recibimos el “pase” para fundar una pareja, una nueva familia. Como homenaje de los chicos a los que silenciosamente nos cosieron el primer pantalón, el traje de novia, los vestiditos de muñecas… las otras banderas para luchar por la democracia.

La caravana

El día sábado 30 de mayo a las 13 hs. una caravana partirá de La Isla de los Inventos, pasará por El Jardín de los Niños y llegará a La Granja de la Infancia donde los chicos entregarán a los adultos 4 mil banderas con sus mensajes. Estas banderas constituirán un ideario y/o manifiesto de los chicos rosarinos en estos diez años en los espacios públicos: El Manifiesto de la Infancia.

El legado al revés

Las Banderas de la Infancia constituyen “de puño y letra” un legado educativo y trascendente para los padres, maestros, abuelos, comunicadores y gobernantes. Habitualmente son los adultos los que tienen la responsabilidad de la transmisión. En los diez años del Tríptico la palabra-juego de los chicos nos enseña otra transmisión. No sólo para que el adulto piense la infancia sino para que pensemos juntos un nuevo humanismo donde la vida sea posible.

Sólo los adultos podemos “dar la palabra a los chicos”. Cada vecino puede tener hilvanado un pedacito de su familia a la bandera que en definitiva somos todos. Coser para ser parte, para estar allí como un canto de futuro. Súmense a la confección de banderas, ayuden a los chicos a lograr su manifiesto. Recorran el Tríptico y participen de la caravana porque en diez años pasa toda una infancia, la de los chicos rosarinos, nuestros hijos, sobrinos, nietos y vecinos. La Patria de la Infancia, el origen de lo que somos y la base misma de la construcción de futuro.

Informes, entrega de materiales y adhesiones:
triptico@rosario.gov.ar
La Isla de los Inventos / Corrientes y Wheelwright / Tel: 4496510/12
El Jardín de los Niños / Parque Independencia / Tel: 4802421
La Granja de la Infancia /Av. Presidente Perón 8000 / Tel: 4807848

Por muchos, muchos años más, nos sumamos a la celebración.

Los intolerantes de siempre

Yo no simpatizo con ninguno de los dos clubes grandes de la ciudad, pero de todos modos el mural de Avda. Alberdi en homenaje a Roberto Fontanarrosa estaba más allá de las lógicas referencias al club de los amores del recordado Negro.

Pero hay quienes no lo entienden así, y por enésima vez los intolerantes de siempre volvieron a cubrirlo de pintura. Se trataba de una obra hecha desde el corazón, como suelen ser los homenajes a tipos que la gente quiere.

Yo paso todas las mañanas por allí, y desde hace mucho venía pensando en ir con una cámara y dejar registro del mural. Pero, en fin, lo venía postergando. Hace unos días decidí sacarle al menos una -mala- foto con el celular, no sé por qué. Al día siguiente estaba cubierto de pintura.

Vaya esta foto rápida, lejana y desenfocada como un reconocimiento a quienes, anonimamente -al menos para mi- quisieron rendirle tributo al Negro.

Ojalá no se cansen de arreglarlo…

Addenda de hace un rato: El buen amigo Lisandro Dr.Gen Carnielli me desasna desde un comment:

Este mural fue pintado por Noke (Miguel Angel Brulé) conocido humorista gráfico de la ciudad. Anteriormente, cuando los vándalos dañaron el mural, Noke lo volvió a pintar. Después de este último hecho, lo entrevistaron y dijo que lo restauraría las veces que fuera necesario.

Gracias una vez más, Lisandro.

El Museo de la Música en Rosario

Ronald Boettner, baterista del grupo musical La Barca y presidente de Euterpe, una Asociación Civil fundada a partir de la ordenanza municipal que establece la creación del Museo de la Música, nos habló en una entrevista para nuestro programa de radio, sobre este proyecto. Junto a Ronald estuvo también Rubén Rodriguez, bajista del grupo.

A continuación, el audio del pasaje en que conversamos al respecto:

[display_podcast]

Un proyecto sumamente interesante, para participar y apoyar.

- Ir arriba -