Ir al contenido

Rosario - 4. página

El Monumento, un domingo a la tarde

El Monumento Nacional a la Bandera, desde el pié de la escalinata de la Avda. Belgrano, hoy 19.00 hs.

También podría interesarte...

La entrañable transparencia de tu querida presencia

Panadería “La Victoria”, de Buenos Aires y San Juan, y el ingenio popular que no descansa.

También podría interesarte...

350, intervención urbana

Mi hijita de 11 años está fascinada desde chiquita con las bicicletas de Fernando Traverso -tenía 4 años cuando aparecieron las primeras-. Hoy nos volvimos a cruzar con esta en la Plaza San Martín, y le sacó esta foto. Ella entiende bastante bien de qué se trata, y hasta creo que le ha dado su propio sentido, algo bastante común en la mayoría de los observadores de esta obra.

La bici de la foto no tiene número, así que es probable que no sea obra del propio Traverso sino de algún intervencionista que usó el esténcil que se puede bajar del sitio del artista.

También podría interesarte...

En una tarde nublada y calurosa

Pasaje Prioni, 18 hs., en un sábado de una primavera que se las trae. Y claro, lluviosa: ¿o acaso no comenzó ayer la Feria de las Colectividades?

¿Qué dónde queda el Pasaje Prioni? Acá nomás…

También podría interesarte...

‘Ta linda Rosario, che

La frase del título es ya un lugar común entre nuestros visitantes, por eso decidí abrir un nuevo tema titulado “Qué linda está Rosario” para colgar algunas fotos.

La primera es de esta tarde en Avda. Belgrano, a la altura del Náutico Rosario, esperando el semáforo de la subida por calle San Juan. Al fondo se ve el Monumento Nacional a la Bandera. La imagen no capta la variedad de colores que me sorprendió en ese momento; ahora que lo pienso, hubiera sido imposible.

También podría interesarte...

Memorias de un encuentro amoroso

“Encuentro amoroso”: así llama Daniel Krichman al encuentro del miércoles pasado, en ocasión del festejo de los 10 años de Campo Grupal y la presentación del Nodo Rosario.

Así lo relata Daniel al publicar las exposiciones de los panelistas y la presentación del evento:

Muchas veces, hablando de Internet, me ha resultado oportuno puntualizar: Es una red de máquinas. Lo que nos falta es construir la red de personas que la humanice y llene de sentido. El miércoles 29 de Octubre pasado, emergió con toda claridad que alrededor de Campo Grupal, lo que existe es una red de personas. Unicamente así puede explicarse la convocatoria transversal de la presentación del nodo Rosario de Campo Grupal. Porque creo que eso es lo que sucedió. Lo que aportó la convocatoria, sin que nosotros tuviéramos demasiada conciencia de ello, fue cruzar algunos de los hilos de la trama que venía tejida desde Campo Grupal.

Así que, vale la pena escuchar para entender algo de lo que pasó esa noche.

Las exposiciones de los panelistas están aquí. La presentación de la jornada está aquí.

También podría interesarte...

Presentación del Nodo Rosario de Campo Grupal

Como anticipáramos días atrás, anoche se llevó a cabo la presentación del Nodo Rosario de la Revista Campo Grupal, en Librerías Ross. El Proyecto de extensión Campo Grupal Rosario se propone difundir en la ciudad las publicaciones Campo Grupal y Cuadernos de Campo y a su vez promover una corriente de producción local de contenidos que pueda enriquecerlas.

En consonancia con el 10mo. aniversario de la revista el anfitrión de la ocasión, Daniel Krichman, presentó a modo de apertura un video mostrando diferentes números de la revista y su paralelo con los momentos históricos de cada publicación. Sin palabras; no fueron necesarias.

Luego intervino un panel formado, entre otros, por Román Mazilli -director de la Revista- y Claudia Perlo -investigadora del Conicet/Irice-. Daniel los convocó a responder a la pregunta “¿Qué es lo que estamos haciendo?”, para contar los proyectos, ideas y expectativas en sus respectivas áreas de trabajo.

A partir de ciertas palabras que actuaron como disparadores -diálogo, territorio, trama, red, eclecticismo-, se fue delineando un fluir de significados a partir de la etimología de la palabra diálogo, traida a colación muy oportunamente por Perlo y convirtiéndose en lo que tal vez fue el eje del encuentro.

Claudia Perlo se refirió además al acto de aprender y también a la falta de diálogo como impedimento de la consolidación de la interacción. Habló del dolor y la curiosidad como subjetividades que conforman ciertos entramados sociales, dejando una puerta abierta a pensar que deberían aparecer otras motivaciones u objetivos, sobre lo cual conversamos brevemente al finalizar el encuentro.

A su turno, Román invitó a “inventar actitudes” sobre la base de la premisa que destacó como origen de la revista: “querer algo es inventarlo”. En la ausencia de espacios se inventó un espacio para pensar: Campo Grupal, un territorio en el que lo dicho no se sostiene por títulos o cargos sino por el peso de las palabras.

Muy interesantes también los aportes de los demás panelistas, que se refirieron a los proyectos relacionados al psicodrama -Silvia Ghione, del Centro de Psicodrama Grupal Rosario- y a la investigación sobre las organizaciones -Franco Ingrassia, del Laboratorio de Análisis Institucional-.

El encuentro cerró con el grupo de teatro espontáneo “La Manada”, que nos hizo reír y emocionar representando lo que nos había generado el evento, el “qué pensamos”.

Nos sumamos a los augurios de éxito de la propuesta rosarina, y por muchos “10 años” más de la revista.

Foto: Gracias, Gabriela Spadoni, que suplió mi falta de previsión!

También podría interesarte...

- Ir arriba -