Ir al contenido


rusia

No es sencillo llegar a Marte

La edición en línea de Muy Interesante hace un relevamiento de los intentos de llegar al planeta rojo desde la primera misión en 1960. Las conclusiones son por demás llamativas y muestran en gran medida las dificultades técnicas que entraña siempre una misión de ese tipo. Y esa es sólo una de las variables implícitas.

Lo cierto es que desde aquel año, se han lanzado un total de 43 misiones de las cuales 22 han fracasado. Se habla de “la maldición rusa de Marte”, justamente porque la mayoría de estas se originaron en ese país. Los EE.UU. han tenido mejores resultados: de los 6 robots que colocaron en la superficie marciana, todos han cumplido con éxito su misión salvo uno, que se estrelló en su superficie.

Entre los artefactos que fallaron en el intento, según se refiere en el mencionado artículo, “se encuentran sondas que no alcanzaron la órbita terrestre, explotaron, quedaron sin combustible, fallaron en medio del camino, dejaron de transmitir, se perdieron en el espacio, pasaron de largo, o se estrellaron al llegar”.

Entre la cronología de los proyectos, se destacan algunos notables:

1964: Mariner 4, EE.UU. Primera misión exitosa a Marte. Obtuvo la primera fotografía en primer plano.

1971: Mars 3, Rusia. Primera misión exitosa rusa.

1975: Viking 1, EE.UU. Primer amartizaje, que tuvo lugar en Chryse Planitia. También obtuvo la primera foto a todo color desde la superficie marciana.

1996: Mars Global Surveyor, EE.UU. Elaboró un mapa de la topografía marciana y determinó su campo gravitatorio. El instrumento Mars Orbiter Laser Altimeter (MOLA) estudió los procesos geológicos del planeta, su estructura y evolución.

1996: Pathfinder, EE.UU. Primer vehículo explorador de la superficie marciana.

2001: MarsOdyssey, EE.UU. Obtuvo las primeras imágenes marcianas en alta resolución.

2003: Spirit, EE.UU.: Vehículo de exploración planetaria (gemelo del Opportunity) que funcionó 6 años más de lo previsto en el plan de la misión, y recorrió 5 km más. Envió un último mensaje a casa el 22 de marzo de 2010.Técnica y científicamente, es una de las misiones interplanetarias de más éxito en la historia espacial.

2005: Mars Reconnaisance Orbiter, EE.UU. Envió 26 terabits de datos científica.

2007: Phoenix, EE.UU. Primer amartizaje exitoso en las regiones polares. El laboratorio estático excavó unos centímetros de suelo y verificó la presencia de hielo de agua en la superficie.

2011, 25 de noviembre: Mars Science Laboratory y rover Curiosity. EE.UU.

2020’s: Mars Sample Return Mission, NASA y ESA. Tienen previsto traer muestras del suelo marciano.

Esto último, claro, es bastante a futuro e indica que aun estamos muy muy lejos de tocarlo con nuestras propias manos.

Fuente: Muy Interesante

La película El Cosmonauta, un exitoso proyecto crowdfunding

El término crowdfunding hace referencia a la cooperación colectiva, atención y confianza de personas que colaboran y reúnen dinero, normalmente a través de Internet, para apoyar esfuerzos iniciados por otras personas u organizaciones.

“El Cosmonauta” es un largometraje producido por la española Riot Cinema Collective que plantea un nuevo modelo de financiación, producción y distribución, aprovechando en todas sus vertientes las herramientas de comunicación disponibles: Internet, redes sociales, comunidades y móviles.

Se habla de esta película como uno de los proyectos crowdfunding más exitosos de la historia, que hasta el momento consiguió el 57% del total del costo de la película, de la que ya concluyó la filmación para entrar en la etapa de posproducción.

La historia que se narra en “El Cosmonauta” comienza en 1967 con la llegada de Stas y Andrei, dos jóvenes amigos, a la recién construida Ciudad de la Estrellas, donde los primeros cosmonautas rusos se entrenan para ir al espacio, en una carrera contra reloj para batir a los americanos por la soberanía del espacio.

Los creadores del proyecto lo explican de este modo:

En definitiva, lo que buscamos es darle una vuelta a la manera en que hasta ahora se entendía el cine, marcado por los productores y distribuidores, para comenzar a entender el cine tal y como lo entiende el público, principal protagonista. Hemos buscado la manera de producir exactamente como queríamos hacerlo, con toda la libertad creativa posible, y de generar una serie de sinergias con nuestra audiencia mediante las cuales poder, antes que todo, escucharles, saber que quieren ver, cómo y cuando. Hemos buscado la forma de darles esos contenidos de la manera en que a nosotros nos habría gustado consumirlos. En darles la oportunidad de participar en aquellas cosas en las que a nosotros nos habría encantado. Y de animarles también a aportar su visión creativa sobre nuestras ideas. “El Cosmonauta” es un cambio de paradigma en la forma de entender como se financia, se produce y se distribuyen las películas. Un cambio en cómo se ven y se consumen. Un pequeño paso hacia un modelo mucho más creativo, más libre y completamente adaptado al espectador.

Se trata de una película de excelente factura, tal como lo demuestra el trailer oficial que vió la luz esta semana:

Sin lugar a dudas, se trata de toda una experiencia innovadora tanto por el tema que aborda como por la forma en que marca el rumbo de una manera novedosa de hacer cultura.

Más información en el sitio oficial de la película, en www.elcosmonauta.es

Finaliza la misión simulada a Marte

La misión a Marte simulada, que comenzara un año y medio atrás y que venimos siguiendo en este blog desde su inicio, llegó a su fin.

Después de un encierro de 520 días en la nave instalada para tal propósito en el Instituto Ruso para Problemas Biomédicos (IBMP), hubicado en Moscú, los siete tripulantes pusieron fin a su misión simulada el pasado viernes.

La misión simulada se dividió en tres fases: la ida, de 250 días; la estadía en el planeta rojo, de 30 días, y finalmente una de 240 días equivalente a la vuelta a casa. El objetivo de la misión fue el de estudiar la respuesta humana a una misión de semejante duración en un ambiente controlado.

Durante la misión, la tripulación llevó a cabo experimentos diseñados para sacar a la luz los eventuales problemas de una experiencia de este tipo.

Debido a las muchas reservas planteadas por especialistas, en cuanto a que la simulación nunca revistió el peligro real ni la sensación de aislamiento que sufrirían en una situación real en el espacio -razón por la cual la presión sobre los astronautas fue infinitamente menor-, se menciona en algunos medios especializados la posibilidad de hacer la simulación a bordo de la Estación Espacial Internacional, manteniendo a dos astronautas a bordo durante 18 meses.

Fuente: Microsiervos

- Ir arriba -