Ir al contenido

sistema

Energía eólica para el hogar

Por el momento se trata de un prototipo, pero tiene un diseño por demás interesante y aparece como una alternativa viable para las necesidades de los tiempos que corren.

El sistema es un diseño de Liao-Hsun Chen, de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Taiwan, y recibe el nombre de Wind Cube. Se trata de un sistema basado en distintos paneles modulables y anclables entre sí, que al montarse forman una especie de panal de abeja interconectado, lo que además dota de firmeza al sistema con sus sujecciones a la superficie.

Las palas del Wind Cube, telescópicas, tienen una longitud de 50 centímetros y se despliegan cuando se necesita potencia eléctrica, optimizando su uso. El sistema, además, podría trabajar a velocidades bajas, pudiendo generar energía casi en cualquier situación.

Cada módulo es capaz de aportar una potencia de 26,1 kWh al mes, según los cálculos de su diseñador. De este modo, los 324 kW mensuales que generen 15 Wind Cubes, bastarían para alimentar la electricidad que consume al mes una familia de cuatro personas. Si bien este cálculo no es exacto porque depende fundamentalmente de las condiciones meteorológicas del lugar, junto con otros sistemas de generación de energías renovables podría reducir mucho la cantidad de emisiones de gases contaminantes a la atmósfera.

Fuente info y foto: Muy Interesante

También podría interesarte...

Cuestión de peso

Informa la edición on line de Muy Interesante, que el kilogramo patrón ha adelgazado.

Si, puede sonar raro, pero la cosa es así: durante la semana pasada, un grupo de científicos se reunió en Londres para tratar de redefinir esta unidad de medida universal, debido a que han detectado que las mediciones realizadas desde hace más de cien años muestran que, efectivamente, el kilogramo ha adelgazado.

Como es sabido, el kilogramo se define en función de un objeto, el Prototipo Internacional del Kilogramo, un cilindro de 39 mm de altura y 39 mm de diámetro de una aleación a un 90% de platino y 10% de iridio, con una densidad de 21.500 kg/m3. El objeto fue fabricado en Londres en 1879 y se conserva bajo una campana de cristal en la Oficina de Pesos y Medidas de Sèvres, cerca de París.

Ahora se comprueba que su masa ha cambiado el equivalente a un grano de arena de 0,4 mm de diámetro. Parece poco, pero es suficiente como para que los científicos hayan decidió que ha llegado el momento de encontrar una definición que prescinda de un objeto físico, tal como hicieron en su momento con el metro, definido ahora por la velocidad de la luz. Cabe destacar que el kilogramo es la única unidad del Sistema Internacional que aun se define así, con un objeto físico.

Según cuenta el mismo artículo, los científicos sugieren para el kilogramo el uso de la constante de Planck, un valor que lleva el nombre del padre de la física cuántica, Max Planck. Para definir la relación entre el kilo de toda la vida y la constante de Planck se están realizando experimentos en todo el mundo.

En la Royal Society de Londres, la autoridad en estas cuestiones, se estima que el cambio podría ser aprobado en la próxima conferencia de pesos y medidas, que se celebrará en París en 2015.

Fuente: Muy Interesante

También podría interesarte...

Midori: ¿bomba de humo, o se viene un cambio en serio? Mmm

SDTimes tira la bomba de un nuevo sistema operativo que reemplazará a Windows -como si ya no tuvieramos suficientes problemas-, los medios -como siempre- se enganchan, los blogs -rápidamente- diseminan, pero en MS hay silencio total. ¿James Bond o Maxwell Smart?

También podría interesarte...

Windows Vista… Gorda.

El fundador de Microsoft está en la ciudad de Bugsy hablando del nuevo Sistema Operativo de la compañía en la Feria Internacional de Electrónica CES 2006.

Si, ese que desde 2001 está llegando para reemplazar al XP, y que antes se llamaba Longhorn y ahora fue bautizado como Vista. Bueno, pero no se confundan: Windows 95 era Chicago antes de salir, así que es probable que en la empresa sufran como padres para encontrale un nombre al niño.

Los requerimientos mínimos (eufemismo para referirise a esa instalación que NUNCA funciona) para instalar Windows Vista son:

CPU de 1.6Ghz; 512MB de RAM; 64MB de video; disco de 7200 RPM con 16 de buffer.

Bueno, nada del otro mundo, dirá usted. Pero eso es lo MÍNIMO.

Lo recomendado para que funcione perfectamente (lo cual también es un eufemismo para referirise a que tendrá algunos cuelgues menos), es:

CPU 3.0Ghz; Ram 2 Gb; Video de 256Mb; HD de 15000 RPM

¡Dos Gigas de RAM! ¡Es una locura!

Dos Gigas de RAM, ¿para qué? ¿para tener ventanas que además eructan o botones con los colores del arcoiris con forma de la hebilla que usa mi hija para el pelo?

Lo que la compañía aun no aclaró es si todo esto sirve para evitar las terrorificas pantallas azules de colapso que AUN siguen apareciendo en XP, fieles compañeras del SO más vendido desde la época del 3.1.

Imaginemos: nos compramos una PC con 2 Gb de RAM -todavía me da escozor pensarlo-, con un disco de 2000 millones de revoluciones -porque siempre tememos que sea poco-, un procesador de la próxima generación; instalamos el WVista y en el primer reinicio… ¡aparece la pantalla azul!

Segudo escenario: Al día siguiente de instalarlo leo en mi web favorita, en la sección Catástrofes, que hay un nuevo virus que se mete por un agujero de seguridad que MS sabía que existía desde 1983, y me toma 4 hs. bajar el parche.

Escenario 3: Me dejo de joder, instalo cualquier otra cosa, y que MS se vaya a fabricar juntas para motores -esto dicho con todo respeto hacia los fabricantes de tan noble producto.

En un momento me pareció la opción 3 la más adecuada, pero después recordé los noticieros del ’95, ’98 y ’01 mostrando gente haciendo cola para comprar los respectivos Sistemas Operativos de la marca, y me deprimí.

Me volvió el aliento pensando en los esfuerzos de mucha gente por mejorar los sistemas basados en software libre, pero me volví a deprimir cuando recordé el tiempo y los esfuerzos que pierden discutiendo en los foros intentando convencernos de que Windows es una basura.

El mundo es un caos, es cierto, y sería muy pretencioso pedir que el ambiente informático no estuviera atravesado por ese caos. Pero, ¿habrá otro ámbito en el que se observe tanto esfuerzo de tanta gente para que sólo unos pocos se llenen de plata vendiendo espejitos -o ventanitas o pingüinitos o lo que sea- de colores?

También podría interesarte...

- Ir arriba -