Ir al contenido



sociedad

Presente permanente

La destrucción del pasado, o más bien de los mecanismos sociales que vinculan la experiencia contemporánea del individuo con la de generaciones anteriores, es uno de los fenómenos más característicos y extraños de las postrimerías del siglo xx. En su mayor parte, los jóvenes, hombres y mujeres, de este final de siglo crecen en una suerte de presente permanente sin relación orgánica alguna con el pasado del tiempo en el que viven. Esto otorga a los historiadores, cuya tarea consiste en recordar lo que otros olvidan, mayor trascendencia que la que han tenido nunca, en estos años finales del segundo milenio. Pero por esa misma razón deben ser algo más que simples cronistas, recordadores y compiladores, aunque esta sea también una función necesaria de los historiadores. En 1989, todos los gobiernos, y especialmente todo el personal de los ministerios de Asuntos Exteriores, habrían podido asistir con provecho a un seminario sobre los acuerdos de paz posteriores a las dos guerras mundiales, que al parecer la mayor parte de ellos habían olvidado.
Eric Hobsbawn, en “Historia del Siglo XX” (1994)

También podría interesarte...

Algo luce mal en las profundidades de Bali

Manta Point, en la Isla de Bali, es uno de los sitios más visitados por los buzos en el sudeste asiático, por sus playas de arena blanca y aguas color turquesa. El británico Rich Horner se adentró en aquellas aguas para averiguar si había vida marina en dicho lugar y en cambio se encontró con altas cantidades de residuos plásticos, cartones y basura industrial. Sí, también encontró mantarrayas nadando en la zona.

Al pié del video, Horner comenta: “El océano nos trae regalos sorprendentes como peces de colores, plancton, algas y otras especies. Ah, y también algo de plástico, bolsas, botellas, vasos, sábanas, baldes, sobres, y mucho más. Demasiado plástico”.

Para muestra basta un video.

También podría interesarte...

Una cucharada de su propia medicina para el bueno de Mark

El fundador de la red social Facebook, Mark Zuckerberg, ha comparecido esta semana ante el Congreso de los EE.UU. para dar explicaciones sobre la filtración masiva de datos que afectó a millones de usuarios de esa red social, información que, se supo, cayó en manos de la empresa Cambridge Analytica, afectando los resultados de la elección que colocó a Trump en la Casa Banca y definió el referéndum sobre el denominado Brexit.

En el video a continuación, un momento del largo interrogatorio de casi 5 horas en el que un legislador confronta al empresario con sus propias contradicciones.

Una cucharada de tu propia medicina, Mark…


Fuente: El HuffPost España

También podría interesarte...

La irrupción de las nuevas tecnologías desafía a la escuela

El artículo publicado en la edición de hoy de La Nación, titulado Pizarrones contra celulares, una batalla absurda, renueva el desafío e impulsa a un debate que venimos proponiendo desde hace tiempo en este espacio: qué sucede con los chicos y el celular en la escuela.

Hemos planteado en reiteradas ocasiones la necesidad de resolver las contradicciones y de establecer acuerdos en cuanto al uso de las nuevas tecnologías en el aula. La resistencia del sistema fue vencida: ya se metieron de prepo en lo cotidiano y, sin dudarlo, en la escuela. Porque claro, que es la escuela sino el reflejo de la vida como un todo. No solo de lo que pasa entre sus paredes.

El artículo completo, para el que pudimos hacer nuestro aporte -¡gracias una vez más, Fernanda!-, se puede leer haciendo clic aquí.


Otras referencias en este blog al tema en cuestión:
La diferencia conceptual entre un alumno escolarizado y el alfabetizado
Usar la tecnología como extensión de las capacidades cognitivas
Una aproximación al pensamiento de la autora de “Una mirada al mundo de los chicos y las pantallas”, Roxana Morduchowicz
Las tecnologías en la escuela necesitan de contenidos, no de modas

También podría interesarte...

La tecnología languidece sin el apoyo de las ciencias básicas

En el Primer Mundo hay científicos y tecnólogos productivos, pero escasean los sociólogos y economistas de la ciencia y de la tecnología. Y la mayoría de estos piensan y enseñan ideas inútiles o falsas. En particular, muchos de ellos sostienen que hoy día las novedades científicas y tecnológicas provienen de la ‘tecnociencia’ y resultan del deseo de ganar dinero o poder, no de satisfacer la curiosidad, como creía Aristóteles, ese pobre ingenuo (…) La investigación básica es autónoma, es decir, se rige por sus propios criterios, mientras que la investigación aplicada y el “desarrollo” (diseño tecnológico) son heterónomas: se hacen para beneficio, inmediato o posible, de quien las paga (…) El utilitarismo que pregonan los economistas neoclásicos y los estadistas miopes es el peor peligro que enfrenta la tecnología, que languidece sin el apoyo de las ciencias básicas. Como decía Guido Beck, mi maestro de física, no han entendido que no puede haber leche de vaca sin vaca.
Extracto del prólogo de Mario Bunge a ‘¿Qué es la tecnología?’ de Dominique Raynaud (Laetoli, 2018)

También podría interesarte...

La agroecología, una transformación ambiental, productiva y personal

“La agroecología es lo que más me rinde económicamente”, asegura el ingeniero agrónomo Amadeo Riva, administrador de La Primavera, una estancia familiar ubicada en Bolívar, provincia de Buenos Aires, en esta entrevista para el programa de radio “Decí MU”.

El Ing. Riva responde a preguntas clave en esta problemática: ¿los campos grandes pueden aplicar un manejo agroecológico? ¿Y eso rinde más o menos que la producción con fumigaciones y agrotóxicos? ¿En qué medida se relaciona lo ambiental con lo personal?  Y responde:

Al bajar o eliminar los costos de agroquímicos, se incrementa la ganancia porque logramos un rendimiento similar al de otros campos que gastan en esas cosas. Es una transformación ambiental, productiva y sin darte cuenta es también una transformación personal. Mi felicidad y mi satisfacción no sé qué precio tienen.

Impacta escucharlo por boca de quién consideraba al campo un calvario, hasta que incursionó en la agroecología.

Con creatividad, otro modo de producción es posible.


Fuente: Lavaca.org

También podría interesarte...

Algunas claves para entender el escándalo Trump-Cambridge Analytica-Facebook

La red social Facebook ha sido denunciada por usuarios y expertos en reiteradas ocasiones por sus “experimentos sociales” que, aunque sean justificados por la empresa como “estudios académicos”, han despertado sospechas por la manipulación a la que someten a los usuarios, muchas veces sin su consentimiento.

Pero esta vez el escándalo la envuelve en una tormenta sin precedentes: una investigación demuestra que habría sido utilizada por Cambridge Analytica, una compañía de análisis de datos, para recolectar datos sin autorización de 50 millones de usuarios con el fin de elaborar campañas personalizadas para influir en los votantes durante la campaña electoral de Donald Trump.

Facebook asegura en su defensa, que la recolección y análisis de datos no fue por una brecha de seguridad con robo de datos, sino que fue una elaborada estrategia a partir de un software utilizado con fines académicos que luego fue utilizado por Cambridge Analytica.

El sistema electoral por sufragio indirecto con que se elige al presidente de los EE.UU. hizo el resto. Trump no necesitó ganar en las urnas -de hecho, habría perdido por cerca de tres millones de votos- sino por haber logrado la cantidad de electores necesaria en estados clave.

El siguiente documental -un extracto del original, titulado “Juego sucio – Cómo ganó Trump las elecciones”, que puede verse completo haciendo clic aquí explica los detalles de la maniobra que entronó al mediático empresario como el 45to. presidente de los EE.UU.

El resto es -y será- historia.


El documental completo puede verse en https://www.youtube.com/watch?v=iFYJ6KKjvqg
Lecturas recomendadas:
“4 claves para entender el escándalo político de Cambridge Analytica y Facebook”.
Crisis en Facebook: cómo proteger tus datos en la red social.
“El experimento de facebook”.

También podría interesarte...

El peligro de conducir y enviar mensajes es mayor que hacerlo borracho


Fuente: Agencia ID

También podría interesarte...

La innovación no es como la pintan

¿Y si para mejorar las habilidades de lectoescritura debemos volver a las lecturas diarias en el aula, a la medición de velocidades lectoras y a un aumento de las pruebas de comprensión lectora? ¿Por qué en lugar de buscar una app que nos solucione el problema no volvemos a lo que les funcionaba a muchos maestros? No es moderno decir lo anterior pero… a pintar uno disfruta y aprende más pringándose con témperas que haciendo diseños con el iPad. Bueno, eso hasta que les introducimos de forma subrepticiamente la necesidad de estar pegados a una pantalla. ¿Es malo usar pantallas para el aprendizaje? Claro que no. El problema es dotarlas de una falsa necesidad y ver si realmente no estamos perdiendo el tiempo haciendo ciertas cosas que, al final, pueden hacerse a mano de manera mucho más sencilla. La innovación de los pequeños detalles. La innovación como respuesta a un mal concepto de innovación que nos llevan vendiendo demasiado tiempo.
Jordi Martí, en ‘¿Y si lo más innovador en educación fuera no innovar?’

También podría interesarte...

Las volteretas del robot

Atlas, el robot humanoide de Boston Dynamics, aquel que alguna vez tropezara durante una presentación, ahora hace rutinas de parkour, saltando y dando volteretas.

En la empresa se preguntan si no tendremos unas Olimpíadas de Robótica pronto. ¿Quién sabe?


Fuente: Mashable News

También podría interesarte...

- Ir arriba -