Ir al contenido

viaje

12 de abril de 1961

El logo de Google que aparece hoy en el buscador, homenajea a Yuri Gagarin al cumplirse el 50° aniversario de aquel fenomenal logro tecnológico y, por qué no, histórico y político, que dejó atónitos a los estadounidenses.

El anuncio de tal evento, mientras Gagarin estaba todavía en el espacio, fue impactante y a la vez estremecedor para aquellos días de 1961:

La primera nave espacial del mundo con un hombre a bordo, la Vostok, se puso en órbita desde la Unión Soviética el 12 de abril de 1961. El navegante espacial que pilota la nave Vostok es un ciudadano de la URSS, el Mayor Yuri Gagarin.

El histórico vuelo se tomó 108 minutos en efectuar una única órbita alrededor de la Tierra, y convirtió a Gagarin, de tan sólo 27 años, en el primer ser humano en el espacio.

La NASA acusó el golpe y se apresuró a poner un astronauta en el espacio. En mayo de ese mismo año, Alan Shepard se convirtió en el primer astronauta de EE.UU., aunque haciendo un vuelo balístico suborbital. No fue sino hasta el año siguiente, en febrero de 1962, que John Glenn dio la vuelta a la Tierra a bordo del Mercury Friendship 7.

En la edición digital de Muy Interesante de hoy, se hace un pormenorizado registro del acontecimiento y sus implicancias:

Dos días después del retorno de la Vostok 1 Gagarin regresó a Moscú, donde apareció en el balcón del Kremlin con el primer ministro Nikita Jruschov. Se embarcó en una gira mundial en la que los vítores de las multitudes le acompañaron dondequiera que iba. Las visitas internacionales de Gagarin fueron extraordinarias porque se produjeron en plena Guerra Fría. He aquí que había alguien que podía viajar, no sólo entre la Tierra y el espacio, sino también entre los mundos cerrado y abierto del Este y el Oeste. Las diferencias ideológicas se olvidaron temporalmente pues aquel hombre fue aclamado como un héroe en todo el mundo.

Gagarin nunca volvió al espacio. Después de la gira, regresó a su casa en la Ciudad de las Estrellas para continuar su trabajo en el programa espacial ruso. Se estaba preparando para el primer vuelo de la nueva nave Soyuz en 1967, pero los altos directivos del espacio lo dejaron en tierra: no querían arriesgar la vida de un héroe de la Unión Soviética en otra misión peligrosa. Lo más trágico fue que Gagarin perdió la vida durante un vuelo rutinario de entrenamiento el 27 de marzo de 1968, cuando su avión se estrelló y tanto él como su instructor fallecieron. Sus cenizas se depositaron en la muralla del Kremlin y, en su honor, un cráter lunar y el asteroide 1772 Gagarin recibieron su nombre.

El Director General de la Agencia Espacial Europea (ESA), Jean-Jacques Dordain, asegura que hace medio siglo la importancia del vuelo de Gagarin era difícil de sobrestimar. ‘Su gesta pertenece a la historia de la humanidad y a la historia del mundo de la cosmonáutica. Es positivo que el 12 de abril ya no se celebre sólo en Rusia, sino en todo el mundo, para demostrar que Gagarin no era sólo un ciudadano soviético sino un ciudadano del planeta Tierra. El espacio y, particularmente, los vuelos espaciales tripulados, han sido los impulsores de una visión específica: que nuestro futuro es global. En los próximos 50 años veremos una mayor cooperación. Vamos a salir, hacia la Luna o a Marte, juntos’.

Fuente: Muy Interesante

También podría interesarte...

Merlo, San Luis, y una experiencia inolvidable

No me caben dudas de que el argentino promedio sabe poco de vacacionar. Suele empacar junto con la malla y el bronceador la locura de todo el año y así, sin solución de continuidad, se aliena en el lugar de destino -que suele ser, obviamente, Mar del Plata, Carlos Paz y, si es estudiante, Bariloche. Desde apiñarse en playas colmadas hasta hacer cola para comer, se empeña en todo aquello que, según parece, le facilita sostener el nivel de despelote suficiente como para no extrañar. En fin.

Pero hay muchas, muchísimas otras opciones. No las voy a detallar aquí, sino simplemente contar mi experiencia de la semana que pasó en la localidad de Merlo -y alrededores- en la provincia de San Luis.

La vicedirectora de una de las escuelas en la que doy clases, me invitó a acompañar en su viaje de estudios a los alumnos de 7mo. grado, curso del que soy docente de Tecnología. Y así partimos junto con Silvana, la maestra de grado y Julieta, la coordinadora de la empresa con la que se contrató el servicio.

Confieso que a pesar de haber viajado bastante, San Luis era un enigma para mi. Pero este viaje se convirtió en una experiencia fenomenal para todos, en la que descubrimos lugares, paisajes y personas maravillosas.

Si me preguntan, diría que a pesar de la responsabilidad que implica el viaje con los chicos y de todas las actividades que llevamos a cabo, estas cuestiones quedaron muy por detrás de la satisfacción de una experiencia única. Agregaría que, si estas no fueron vacaciones, estuvieron muy cerca, porque volví renovado. Muerto de cansancio, sí. Pero feliz.

Aquí les dejo algunas fotos, pero atención: no reflejan ni cerca la maravilla de ver tanta belleza con los propios sentidos -ya no sólo los ojos, porque no alcanzan.

Con los chicos previamente abrimos un blog para compartir la experiencia en forma de crónica. Por limitaciones en el acceso a internet en la zona, hicimos la previa en Rosario y completaremos el blog en la semana con las notas que fuimos escribiendo día a día, pero ya se puede visitar haciendo clic aquí.

También publico un video, que si bien es de baja resolución -tomado con el celu-, sirve como muestra de un sitio para el asombro: el llamado “Chorro de San Ignacio”. Que lo disfruten:

Gracias, San Luis. Ya volveremos alguna vez. ¡Ojalá sea pronto!

También podría interesarte...

Una manera de viajar

El éxito no es el destino, es una manera de viajar.
Denis Waitley. Compartido por @j4vi

También podría interesarte...

Reeditando la experiencia del blog como crónica y como registro.

El año pasado inauguramos en el Complejo Educativo de Alberdi, la experiencia de utilizar un blog como crónica y como registro in situ del viaje de estudios de alumnos y docentes a Península Valdés. Ya he relatado la emoción y el entusiasmo -palabras reñidas, aparentemente, con la frialdad de la tecnología- de niños, jóvenes, adultos, directivos, docentes, padres -profesionales y no-, de toda la comunidad educativa, al usar los servicios que la tecnología nos presta en un proyecto que le da sentido.

En estos días estamos renovando la experiencia, mucho más organizada, dinámica y planificada, porque todos aprendimos de aquella primera. Esta vez el destino es Mendoza, y la bitácora de viaje se encuentra en MendoCEAndo.

Así lo relatan en el blog los docentes y coordinadores involucrados, relato que es a la vez expectativa y deseo:

Iniciamos unos meses atrás la etapa de trabajo en el aula y el diseño del cuadernillo de trabajo. Inauguramos hoy, a través de este blog, el intercambio y el registro de nuestra experiencia que permitirá no sólo mantenernos comunicados sino también contar con un texto que posibilite volver una y otra vez sobre lo vivido y conservar los aspectos más significativos de esta experiencia. Comencemos este viaje, que hacemos juntos, lectores y viajeros, por esta ruta virtual que nos acerca.

El blog es parte de ese proyecto. Es parte del bagaje de experiencias de aprendizaje que los chicos obtendrán en este viaje. Para la comunidad del Complejo leer y comentar en el blog es nuestra forma de viajar, disfrutar y, por qué no, aprender con ellos.

También podría interesarte...

Proyecto ‘El CEA en Valdés’, en Novedades Educativas

El Complejo Educativo de Alberdi, de Rosario, realizó en noviembre del año pasado un viaje de estudios a Península Valdés, que fue intervenido por las áreas de Cs. Sociales (Geografía), Cs. Naturales (Biología), Educación Física y TIC.

Desde TIC participamos desarrollando el soporte digital para el viaje, que básicamente consistió en un blog en el que los chicos realizaron las cronicas del viaje, tal como lo relatamos en su oportunidad. Sobre esa base se logró la participación de toda la comunidad escolar, con excelentes resultados. Los chicos escribieron y publicaron sus fotos, los docentes participaron, las familias se informaron y comentaron, participando a distancia.

Continuar leyendo

También podría interesarte...

- Ir arriba -