Ir al contenido

video - 3. página

La naturaleza pasa factura a la depredación sojera

En una región donde nunca hubo arroyos ni señales de cursos de agua en la superficie, empezaron a formarse ríos. De pronto, pequeños segmentos de agua afloraron, arrastrando sedimentos y creciendo en tamaño hasta convertirse en extensas y profundas cárcavas con corriente permanente de agua salada. Los pobladores de la zona no recuerdan haber visto este fenómeno antes, pero sí algunas señales. ¿Por qué comienzan a aparecer ahora? ¿Por qué en este territorio?

El investigador del Conicet Esteban Jobbágy buscó las respuestas a estos interrogantes. Su conclusión: la explotación de ciertos cultivos y el desmonte quitaron capacidad de absorción al suelo, dieron nacimiento a ríos nuevos y elevaron las napas freáticas hasta la superficie.

En “Río nuevo”, el documental científico realizado en 2016 por Jobbágy y su equipo de investigación, se analiza y explica el problema.


Fuente:  UNSL TV y Página 12

También podría interesarte...

‘Azul un ala…’

Investigadores del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) han descubierto que el color de la bandera argentina más antigua era de un tono correspondiente al pigmento azul de ultramar en sus extremos superior e inferior.

El estudio fue realizado por científicos del Centro de Química Inorgánica (CEQUINOR, Conicet – UNLP), junto a investigadores de la Universidad de Federal de Juiz de Fora (Brasil). Llegaron a tal conclusión luego de analizar unas hebras de la bandera argentina del templo de San Francisco en la provincia de Tucumán, la que según algunos historiadores es la más antigua que se conserva. Las muestras, que no han mantenido su color original, fueron analizadas mediante fluorescencia de rayos X, espectroscopia Raman y análisis químicos para la detección de los componentes originales.

Si bien no fue esta la bandera que se izó por primera vez en febrero de 1812 a orillas del río Paraná, hay motivos para creer que Bernabé Aráoz, primer gobernador intendente de Tucumán y síndico del templo, tomó el modelo de Manuel Belgrano, de quién era cercano.

En el video a continuación, los investigadores explican el procedimiento, y las conclusiones a las que arribaron:


Fuente: Impulso Negocios

También podría interesarte...

Desnudando los efectos nocivos de los agroquímicos

Continúo con la lectura de “La Argentina fumigada”, de Fernanda Sández, y me encuentro una vez más con el testimonio de Marie-Monique Robin y su documental “El mundo según Monsanto”, una excepcional investigación que denuncia los efectos negativos que provocan los productos agroquímicos y las semillas transgénicas que comercializa la empresa más grande del mundo del sector.

Aquí, el documental doblado al español, necesario para conocer el trasfondo de un problema que nos afecta a todos.

Poco después de su estreno, la directora del documental recibió en Alemania el “Umwelt-Medienpreis”, un premio de los medios de comunicación alemanes. En el comunicado de prensa, el jurado del premio aseguró que el documental contribuyó a la prohibición del maíz transgénico en Alemania.

Ojalá sucediera lo mismo en nuestro país.

También podría interesarte...

La Luna que no vemos

La Luna gira sobre su eje en aproximadamente 27.32 días y se traslada alrededor de la Tierra en el mismo intervalo, de allí que siempre nos muestre la misma cara. Pero este fascinante video de la NASA nos muestra como la veríamos si su rotación nos permitiera apreciar ambas caras.

Las imágenes fueron capturadas utilizando el Lunar Reconnaissance Orbiter de la NASA, que orbita nuestro satélite natural a una altitud de 50 km.


Fuente: The Mind Awake

También podría interesarte...

Producir con un sistema a favor de la vida

El Colectivo Tierra Viva Bolívar, un grupo de vecinos y vecinas de aquella ciudad de la provincia de Buenos Aires preocupados por el medio ambiente y los crecientes problemas de salud en esa comunidad y en el país, se ha comprometido a contribuir en cambiar el modelo de producción agrícola actual, por considerarlo responsable de tal situación.

Se proponen dos vías para lograr ese objetivo: una de ellas, poniendo el tema en la agenda pública. La otra, trabajando interdisciplinariamente con instituciones y expertos en la materia, con la convicción de que es posible otro modo de producir. Lo llaman agroecología: un sistema a favor de la vida en consonancia con el medio ambiente y las personas, que además genere rentabilidad.

En línea con estos objetivos, el pasado jueves 16 de marzo el Colectivo organizó las II Jornadas de Agroecología Bolívar. Disertaron en la oportunidad el Ingeniero Agrónomo Eduardo Cerdá, por la Facultad de Agronomía y Ciencias Forestales de la Universidad Nacional de La Plata, y la periodista Fernanda Sández, autora de “La Argentina fumigada” (Ed. Planeta), una formidable investigación sobre la cuestión de los agroquímicos y los problemas de salud que acarrean para la población.

A continuación un fragmento de la disertación de Fernanda, a quién agradecemos el permiso para reproducirlo en este espacio, hablando sobre las experiencias recogidas a lo largo de su investigación.


Por más información y contacto con el Colectivo Tierra Viva Bolívar, escribir a tierravivabolivar@gmail.com

También podría interesarte...

Demoledor informe italiano sobre los agroquímicos en Argentina

Una investigación difundida por el programa italiano “Le Iene” expone los efectos dañinos de los agroquímicos en la producción agrícola durante los últimos 20 años en nuestro país.

¿Por qué el interés de los europeos en este problema? Entre otras razones, porque aquí se producen alimentos para sus animales. Es decir, quieran o no, la maldición de los venenos les llega a sus mesas de todos modos.

Fuente: Dario LQSustentable

También podría interesarte...

El Garrahan necesita la verdad tanto como a las tapitas

El título de esta entrada no significa que despreciemos o neguemos la importancia de la campaña. Al contrario, la hemos apoyado y alentado tanto desde este espacio como en las escuelas en las que trabajamos. Sin dudas, la campaña del Hospital Garraham convocando a la comunidad a donar tapitas de gaseosas, ha logrado mucho: por ejemplo, que el dinero de la venta se destine a la construcción del nuevo Centro de Atención Integral del Paciente Oncológico de un Hospital que es el máximo referente de salud pública, gratuita y de alta complejidad pediátrica de la Argentina.

Pero semejante tarea necesita también, imperiosamente y urgentemente, de la verdad.

Leyendo el libro “La Argentina fumigada” de Fernanda Sández, me encuentro con el relato de Mechi Méndez, una enfermera de Cuidados Paliativos en Oncología Pediátrica del Garrahan. Ella cuenta lo que sucede puertas adentro: “se atiende a Fulanito que tiene una leucemia” dice, “no a Fulanito que tiene una leucemia y viene de un pueblo fumigado. El tema es que lo otro no lo ven, se van a seguir produciendo enfermos”.

Se trata de nada menos que el crudo relato de quién vive en carne propia el sufrimiento ajeno. No se lo han contado. Lo ve todos los días en muchos de los niños a su cuidado.

En el video a continuación la enfermera Méndez, que además ha creado un canal de You Tube como ayuda en su esfuerzo en concientizar y comprometer a directivos, médicos y personal intermedio del hospital, cuenta su derrotero desde que se percató del problema en 2011.

La historia completa de esta lucha y otras, se relatan en el libro de Fernanda, de imprescindible lectura.

También podría interesarte...

- Ir arriba -